pp pp pp pp pp

¿Cual nueva realidad? Unos pocos meses antes de esta CoP, científicos asociados al panel intergubernamental para el cambio climático (IPCC) nos alertaron que la meta "segura" de un aumento de 2 grados, no es tan segura y debemos evitar que el planeta aumente su temperatura más allá que 1.5 grados. Sin embargo, expertos consideran que con el mejor de los acuerdos logrados e implementados, la temperatura subiría mínimo 2.5 grados. Daño hecho; el mundo ya nunca va ser como antes.

Y a pesar de estos dato triste, todavía estamos lejos de la solución. Hoy mismo, las partes en la CoP  en París empiezan a debatir el concepto de acuerdo global que diseñaron durante su primera semana. Pero en este mismo día, Beijing ha declarado por primera vez su calidad de aire en alerta roja (si bien el smog en Beijing no es un efecto directo del cambio climático, los dos son problemas relacionados a la gigantesca cantidad de autos y motos). Mientras que estamos felices que hay un ambiente positivo para llegar a un acuerdo en París, los países de la OPEP otra vez han decidido aumentar la producción de petróleo. Si bien el presidente del país que más ha contribuido al cambio climático (Estados Unidos) viajó a París con una retórica prometedora, el principal poder en ese país (el congreso) está dominado por un partido que tiende a negar el cambio climático y la responsabilidad de su país para hacer algo al respecto.

Pero es fácil echar la culpa a China, Estados Unidos y los países petroleros. Pero los andinos no nos quedamos atrás. Mientras que la deforestación en Colombia y Bolivia siga en aumento; mientras que la economía de Ecuador y Venezuela siga basada en hidrocarburos, y la de Perú y Chile en recursos mineros; y mientras que la agricultura de toda la región produce altas emisiones originarias de la ganadería, soya, palma de aceite, caña de azúcar, arroz inundable, etc., no tenemos ninguna razón de señalar a los países "grandes". Nuestra contribución también es significativa.

La Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático sin ser perfecta, es el único mecanismo que nos puede dar solución al problema. Y aunque estamos tardes, no quiere decir que no hay que hacer nada. Al contrario: hay que doblar los esfuerzos para evitar que vamos de mal en peor. Pero para esto no basta un acuerdo en París: este acuerdo ambiental debe ser traducido en acciones en otros sectores. Que los eventuales compromisos de los países "grandes" se traduzcan en menos autos en Beijing, mayor energía limpia en Estados Unidos y reducción de producción petrolero de la OPEP. Pero también necesitamos cambios en la matriz económica, agrícola y energética de nuestros países. Solamente cuando cada uno de nosotros; personas, organizaciones, empresas, gobiernos etc., busquemos la forma de como contribuir al esperado acuerdo de París, podremos lograr un cambio climático positivo. Un cambio hacia un mundo que sepa convivir con un clima cambiado y se adapte a ello, en vez de seguir como siempre y echar la culpa al otro.